img

Coronavirus y autismo

El confinamiento y las distintas medidas puestas en marcha debido a la COVID altera el día día de cualquier familia, y en el caso de los niños con autismo puede generar alteraciones de conducta y emocionales.

¿Qué podemos hacer?

Debemos hacer lo posible por no sobredimensionar la ansiedad que puede generarles el Coronavirus e integrar en el día a día las medidas de higiene.

Es una buena idea utilizar historias sociales o cuentos sencillos para explicar qué está pasando y organizar un horario que permita que el niño esté entretenido con actividades durante todo el día.

En el caso de que aparezcan preguntas recurrentes y obsesivas relacionadas con el tema, suele funcionar poner una franja horaria en la que sí se puede hablar del tema y el resto del tiempo cambiar el foco de atención con actividades que le resulten entretenidas y agradables.

En caso de que aumenten los rituales de limpieza o las preguntas repetitivas por miedo a contagiarse, hay que limitarlas en el tiempo o frecuencia, e intentar distraer a la persona con otra actividad el resto del tiempo. Por ejemplo, puede ayudar delimitar un momento del día para hablar del tema, y ​​ocupar el resto del tiempo con otras actividades gratificantes.

El confinamiento en casa de personas con TEA podría generar otras alteraciones como:

  • Aumento de conductas repetitivas.
  • Aumento de conductas disruptivas o problemas de conducta.
  • Aumento de la irritabilidad o la ansiedad.

Todas estas conductas y otras nuevas podrían ser previsibles en un contexto como este.

Te dejamos la guía del Hospital San Joan de Deu de Barcelona

Cómo explicar el coronavirus

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
adimage
This div height required for enabling the sticky sidebar