img

5 pistas de un trastorno de procesamiento sensorial

La integración sensorial es un proceso neurológico que hace posible utilizar el cuerpo de forma efectiva en el ambiente que se encuentra. Se integra, asimila y da sentido a la información que vienen todas las sensaciones que vienen del cuerpo en contacto con el entorno y que son captadas por los sentidos.

Pero algunos niños perciben las sensaciones de forma confusa, lo que afecta su estado de alerta y atención a los desafíos ambientales, la autorregulación y la organización

La integración sensorial incide en la capacidad del niño para aprender, lograr hitos de desarrollo, en su comportamiento, en tener relaciones sociales saludabales, en construir su autoestima, en desarrollar el control motriz etc…

Estas dificultades afectarán su capacidad para desarrollo. En los niños pequeños, los problemas de procesamiento de información sensorial a menudo se asocian con problemas de comportamiento, que pueden provocar ansiedad, depresión, baja autoestima y aislamiento social.

A día de hoy se estima que el Trastorno del Procesamiento Sensorial (TPS) afecta aproximadamente al 3% de los niños y consiste en la dificultad para procesar y organizar la información sensorial.

El TPS puede darse además con otros diagnósticos como el autismo, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) o trastornos de ansiedad, pero también puede darse de manera única.

¿Cuándo se debe evaluar al niño para determinar si tiene TPS?

Los siguientes comportamientos pueden indicar la existencia de problemas de procesamiento sensorial:

  • El niño es desorganizado
  • Tiene dificultad para concentrase en una actividad.
  • Choca o se tropieza dentro de su ambiente.
  • Es torpe o tiene mal equilibrio o tiende a tener accidentes.
  • El niño mira desde un lado y con miedo cuando se realiza actividades.
  • El niño evita de forma constante cierto tipo de experiencia sensorial (ruidos fuertes, olores, texturas suaves-ásperas, etc.)

Si estos comportamientos dificultan en la capacidad del niño de relacionarse con los demás, es posible, que necesite ser evaluado para saber si tiene TPS. El profesional que mejor puede realizar un diagnostico – después de realizar una evaluación exhaustiva – es un terapeuta ocupacional con una formación amplia en integración sensorial.

Bibliografía

Beaudry Bellefeuille I. «Un trastorno en el procesamiento sensorial es frecuentemente la causa de problemas de aprendizaje, conducta y coordinación motriz en niños«

Rebollo M.A., Montiel S.  «Atención y funciones ejecutivas«

Biel, L Y Peske, N. (2005) «Como criar a un niño sensorialmente inteligente«

California Childcare Health Program «Dificultad para procesar y organizar la información sensorial«

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar