img

5 motivos por los que cortar el pelo a un niño autista puede ser un suplicio.

¿Por qué puede ser un suplicio cortar el pelo a tu niño autista? Frecuentemente obviamos las dificultades sensoriales que tienen, y que éstas son detonantes de estrés y por consiguente de comportamientos disruptivos.

Vamos repasar los cinco principales motivos:

  1. El contacto físico. Puede llegar a ser doloroso para un niño con autismo. Es conveniente que prestes atención con el objetivo de averiguar exactamente qué es lo que le molesta, que puede ser:
    • que el peluquero esté cerca (inevitable).
    • la sensación de corte de la tijera.
    • sentir la vibración de la maquinilla.
    • puede resultarle desagradable la capa o toalla que le colocan en los hombros.
    • le puede resular molesto que el peluquero le moje o le cepille el pelo.
    • incluso para algunos puede ser un problema tener que girar o inclinar la cabeza.
  2. La hipersensibilidad auditiva.
  3. Problemas visuales.
  4. La dificultad para tener conciencia del cuerpo y el equilibrio.
  5. Los olores.

Bibliografía recomendada

Asperger Syndrame and sensory issues: practical solutiones for making sense of the wordl. Kansas: Autism Asperger Publishing Co.

Gray, C (2002) My Social Stories Book. London: Jessica Kingsley Publishers.

Wilkes, K (2005). The Sensory World of the autistic spectrum: a greater understanding. London: The National Autistic Society.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar